Dientes Sensibles
febrero 15, 2010 0

Un cepillado con presión excesiva puede producir desgastes y pérdida del esmalte o de la superficie dental.

La sensibilidad dental, es una molestia frecuente que puede manifestarse en las personas que presentan desgaste en la superficie dental o recesión o migración del tejido gingival o encía.

La causa más común de sensibilidad en los adultos es la exposición de las raíces ante la retracción de las encías. Como las raíces no están cubiertas con esmalte, los miles de diminutos canales que van al centro del nervio dental quedan expuestos. Esta condición hace que algunas personas experimenten sensación de dolor al ingerir alimentos fríos, calientes, dulces o ácidos, al exponerlos al aire o a una presión e inclusive al cepillarse los dientes.

Cuando el desgaste es en el esmalte, la dentina queda expuesta. Esa capa interna tiene pequeñas terminaciones que conectan la pieza con el nervio causando dolor al quedar expuestas esas terminaciones a los diferentes cambios de temperatura.

No prestar atención a los dientes sensibles puede derivar en otros problemas bucales. Generalmente, ese dolor no permite que usted cepille sus dientes, volviéndose más vulnerable a las caries y a la enfermedad de las encías.

El primer paso, es identificar si en algún momento ha experimentado alguna sensación dolorosa en su boca, principalmente después de beber o comer alimentos calientes o fríos.

El segundo paso, es acudir a un odontólogo, quien se asegurará de que no existan otras dificultades que puedan estar causando la sensibilidad, como una caries, una fisura, una recesión.

En la mayoría de los casos, la sensibilidad dental es un problema de fácil solución. El tratamiento más frecuente es el uso de pastas dentales que controlen este síntoma con los ingredientes que contienen los cuales ayudan a bloquear la transmisión de sensaciones de la dentina al nervio

El odontólogo, puede realizar tratamientos con flúor, aplicando en las zonas sensibles con el fin de reforzar el esmalte, remineralizando la superficie de la pieza dental afectada.

También puede sellarse la zona sensible con un material plástico similar a las resinas usadas para restaurar los dientes.

Cuando el problema se debe a la recesión de las encías, el médico puede emplear un producto parecido a un barniz plástico que sella perfectamente el diente en la zona de la raíz.

Ante todo, asegúrese de cepillar sus dientes correctamente, pues en caso contrario puede desgastarlos y con ello hacerlos más sensibles. Recuerde que un cepillado con presión excesiva puede producir desgastes y pérdida del esmalte o de la superficie dental

Evite o disminuya la sensibilidad dental:

  • Utilice una pasta dental para dientes sensibles.
  • Evite las pastas dentales con blanqueador o antisarro.
  • Utilice un cepillo de cerdas suaves.
  • Cepíllese con movimientos cortos, y en forma de barrido de arriba abajo y viceversa, tanto por afuera como por adentro.
  • Use hilo dental todos los días.

 

© Clínica de Ortodoncia y Estéstica Dental en Costa Rica: Dra. Ana Lilia Dobles, 2017. Todos los Derechos Reservados.